De la misma manera que a cada edad los requerimientos nutricionales van cambiando, en función  a la actividad física que realicemos habrá que adaptar la ingesta de nutrientes a esta.